Buenos Aires - Argentina   +54 9 4588 1112   baaleitefila@hotmail.com   Lunes a Jueves 14 a 18 horas
+54 9 4588 1112 baaleitefila@hotmail.com Lunes a Jueves 14 a 18 horas

Parashat ’Aḥᵃrei mot 5784

Vayyikra 17:11 "Porque la vida de la carne está en la sangre, y Yo la dispuse para ustedes sobre el altar, para hacer expiación por vuestras almas, porque la sangre por el alma hará expiación. כִּי נֶפֶשׁ הַבָּשָׂר בַּדָּם הִוא וַאֲנִי נְתַתִּיו לָכֶם עַל־הַמִּזְבֵּחַ לְכַפֵּר עַל־נַפְשֹׁתֵיכֶם כִּי־הַדָּם הוּא בַּנֶּפֶשׁ יְכַפֵּר׃"

En la tradición judía la vida se considera sagrada y la sangre es un símbolo de vida. La práctica de los sacrificios rituales era una forma de acercarse a Di-s y restaurar la relación rota debido al pecado. La sangre derramada en el altar simbolizaba el compromiso del individuo con Di-s y su deseo de buscar perdón y reconciliación.

La vida es un regalo divino que debemos valorar y proteger en todo momento. La lectura de esta semana nos insta a reconocer nuestras faltas y buscar la expiación y la reconciliación con Di-s y con nuestros semejantes. Aunque la práctica de los sacrificios rituales ya no se lleva a cabo la enseñanza subyacente de respetar la vida y buscar la reconciliación sigue siendo relevante Este es un recordatorio de nuestra responsabilidad como seres humanos de honrar la vida y de vivir de una manera que refleje la santidad
inherente a cada ser humano.

El Or HaChaim nos explica lo siguiente: ¿Por qué se repite dos veces en este versículo el hecho de que la fuerza vital está en la sangre? Este versículo explica por qué el alma de la persona que come sangre es destruida. La razón es que la sangre contiene el נפש, la esencia del animal del que proviene. Consumir esa fuerza vital da como resultado que el alma, es decir, la fuerza vital de la persona que la consumió, se diluya con esta fuerza vital espiritualmente inferior. Todavía tenemos que investigar por qué la Torá eligió la expresión נפש הבשר, "fuerza vital de la carne", en lugar de escribir "la fuerza vital está dentro de la sangre". Creo que Di-s estaba ansioso por responder a un posible interrogador: si beber el animal es tan perjudicial para el alma de un judío, ¿por qué no prohibió también el consumo de la carne? Después de todo, ¿la carne también contenía la fuerza vital del animal, de modo que comerla también causaría un daño irreparable a un alma judía? Por lo tanto, la Torá repite que es sólo la sangre en la carne la que contiene la esencia del animal, no la carne misma. La esencia del animal se encuentra en su sangre y no en la carne. Este es el significado de נפש הבשר בדם היא. Di-s no creó a un ser humano de esa manera. En el caso del hombre, la fuerza vital no sólo está en la sangre sino también en la carne y los huesos. Nuestros sabios se refieren a esta fuerza vital como הבלה, cierta humedad que sobrevive en los huesos de los justos durante muchos años después de su muerte. Por eso no se pudren. Por otro lado, los malvados a quienes se compara con los animales son aquellos que no resucitarán cuando llegue el momento, ya que todos sus huesos se han secado y se han podrido por completo, de modo que no queda ni un ápice de su antigua fuerza vital existente.

¡Shabbat Shalom! ¡Shalom al Yisra’el, Shalom al olam!

Moré Sergio Man
Mayo 2024

[powr-social-feed id="458aade3_1628792444"]

Idiomas

Luaj katán

22 Jun 2024
16º Sivan
22 Jun 2024
Parashá Behaaloteja
22 Jun 2024
06:32PM -
✨ Havdalah
23 Jun 2024
17º Sivan
24 Jun 2024
18º Sivan
25 Jun 2024
19º Sivan

Baalei Tefilá es una marca registrada publicada el 31/05/2022 con el número3292740, boletín 5347 del Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI). Según disposición: Fecha: 13/06/2022 - Numero: DI-2022-150-APN-DNM#INPI.